Tarjetas de vocabulario: Cumpleaños (imprimible gratis)

Nos encantan las actividades temáticas y como estábamos en conteo regresivo para el cumple, preparé una mini unidad de estudio sobre los cumpleaños.

Es el primer año en que siento que entiende algo sobre lo que significa un cumpleaños. No tiene ni idea de lo que significa cumplir años, porque a su edad los niños no comprenden el paso del tiempo, pero sabe que el cumpleaños es algo especial, sabe que se canta “Cumpleaños feliz”, sabe que es un día para divertirse y comer cake…

Y como está muy entusiasmado con los cupcakes, las velas y los globos, pensé que sería una buena oportunidad para hacer una semanita de actividades temáticas.

Comenzamos con algo sencillo para el área de lenguaje e inicios de la lectoescritura: unas tarjetas de vocabulario con las que trabajamos además el sonido inicial.

Pueden descargar el material aquí.

Cumpleaños Montessori: Cómo celebrarlo en casa

Cumplir años siempre es maravilloso. Regalos, fiesta, cake… Seguramente haces todo lo que está en tus manos para hacer que este día sea muy especial para tu peque. Pero si quieres que tu hijo sepa lo que significa realmente cumplir años y vivir a la vez momentos muy emotivos, hay una forma sencilla de explicarlo, incluso a los más pequeños, a través del ritual de celebración de la vida de la filosofía Montessori.

¿Qué es un cumpleaños Montessori?

El objetivo principal de esta celebración es mostrar a los niños, de forma concreta, el paso del tiempo, lo que significa cumplir años, a través del movimiento de la Tierra alrededor del sol. Es una introducción a la educación cósmica de la pedagogía Montessori, que muestra al niño su lugar en la Tierra y su relación con todo lo que existe en el Universo, aprenden que son parte de algo mucho más grande.

¿Qué necesitas para celebrarlo?

Para la ceremonia vas a necesitar:

  • Una vela encendida que representará la luz y calor que nos brinda el sol. Puede agregarse además la imagen del sol, pero no es necesario. Yo hice este con goma EVA. Si lo deseas puedes descargar gratis la plantilla para hacerlo en casa aquí.
  • Tarjetas con los meses del año, que se colocarán alrededor de la vela/Sol simulando sus rayos. Muchas personas suelen colocar además algo que represente las estaciones del año (fotografías, diferentes colores por cada estación). Yo decidí no hacerlo, porque donde vivimos todo el tiempo es verano, por lo tanto, una imagen de las estaciones del año no es representativo para mi peque del paso del tiempo. Pero será un elemento que incluya seguramente el próximo año. Puedes descargar gratis estas etiquetas de los meses del año aquí.
  • Globo terráqueo, idealmente el usado en los ambientes Montessori, pero realmente cualquiera que tengas por casa puede servir, incluso si lo hacemos nosotros mismos con plastilina o pintando una bola de poliespuma (unicel). Lo importante es representar el movimiento de la Tierra girando alrededor del Sol.
  • Fotografías del niño, de su nacimiento y una por cada cumpleaños.
  • Puedes poner elementos adicionales como los números que indican la fecha de nacimiento (día y año), números que representan la edad que cumple o cada año que va cumpliendo, letras que conforman el nombre del niño, mapa del lugar donde nació y donde vive (si no es el mismo lugar). Nosotros este año solo usamos un número para marcar la fecha de su nacimiento. El próximo año seguramente estaremos incorporando otros elementos a medida que avancemos trabajando la lectoescritura y comencemos a trabajar nociones de geografía.

¿Cómo se realiza la ceremonia?

Lo primero es colocar a los invitados (si los hubiera) formando una elipse alrededor de donde se colocará el sol, marcando la trayectoria de la Tierra, la cual seguirá el niño más adelante.

Colocamos el Sol en el centro mientras explicamos que el Sol es el centro de nuestro sistema solar. Colocamos encima la vela y la encendemos mientras explicamos que con esa vela estamos representando al Sol, que con sus rayos, al igual que esa vela, nos da luz y calor, que es necesario para que todos los seres vivos en la Tierra podamos vivir.

Mostramos el globo terráqueo, que el niño puede tomar si lo desea, y le explicamos al niño que nosotros vivimos en el planeta Tierra y que nuestro planeta, junto a los otros planetas del sistema solar, gira alrededor del sol y que a nuestro planeta le toma todo un año dar esa vuelta alrededor del Sol.

Sacamos las tarjetas con los meses del año y le explicamos al niño que 1 año son 12 meses, mientras colocamos las tarjetas alrededor del Sol simulando sus rayos. Si lo deseas puedes utilizar una de las canciones de los meses del año (hay varias en YouTube) mientras colocas las tarjetas.

Si decidiste tener los números de la fecha de nacimiento, es el momento de colocarlos mientras le explicas al niño que él nació en esa fecha (decirle la fecha) y que desde ese día la Tierra ha dado X vueltas al sol, una por cada año que ha cumplido, por eso está cumpliendo hoy X años.

En ese momento comienzas a relatar la historia de la vida del niño, comenzando por su nacimiento en la fecha que ya habían marcado y mostrando la fotografía que corresponde a ese momento. Entonces pides al niño que con el globo en la mano dé la vuelta al sol, al igual que lo hizo la Tierra desde que el nació, mientras cantas una de las tantas canciones que han inventado para ese momento. La que yo usé tiene la melodía de “Las ruedas del autobús” y dice: “La Tierra gira alrededor del Sol, alrededor del Sol, alrededor del Sol. La Tierra gira alrededor del Sol y tarda todo un año”.

Le explicas al niño que al completarse la vuelta al Sol se ha completado un año de vida. Sacas la foto de cuando cumplió un año y conversan sobre cómo era él cuando tenía un año. Así se repite por cada año de vida hasta que llegue a la edad que tiene en la actualidad.

Para finalizar, dejamos que el niño apague la vela y le cantamos la versión que prefieras de “Feliz Cumpleaños”. A nosotros nos gusta “Hoy es tu cumpleaños” del Payaso Plim Plim.

Quiero acotar un par de cosas, primero, sugerir que escribas un pequeño guion con lo que vas a decir, anotando todos los hechos importantes que quieras resaltar de cada año, para que todo fluya mejor en ese momento. Segundo, que tengas pendiente a la hora de colocar los meses del año alrededor del sol y en el momento de dar la vuelta, que debes hacerlo en sentido contrario a la manecillas del reloj, que es la dirección en la que gira la Tierra.

Nuestra experiencia

Estoy muy contenta de haber realizado la ceremonia. Fue una experiencia muy bonita, aunque no salió como había previsto en mi mente. Migue no estaba muy colaborativo, no quiso tomar el globo para dar la vuelta al sol (aunque me miraba sonriente mientras yo giraba y cantaba) y lo notaba un poco distraído, así que no dediqué mucho tiempo a detalles que me hubiera gustado contarle año por año. Por eso también creo que fue una buena idea no hacerlo en años anteriores siendo más pequeño. Aunque he visto ceremonias con niños de 2 años donde los niños disfrutan mucho, e incluso algunas más sencillas para niños de 1 año.

Puedes ver cómo fue nuestra experiencia en este video.

Espero que con esta explicación te animes a hacerlo para tu peque. Como ves, no necesitas mucho para realizarlo. Te prometo que a los niños les encanta. Solo que mientras más pequeños sean, más bajas deben ser tus expectativas de que todo ocurra según el guion.

Recuerda dejarme un “me gusta” si este artículo te ha gustado, compartirlo con los amigos que puedan estar interesados y dejarnos tus opiniones y sugerencias en los comentarios.

Cómo planifico una unidad de estudio

Antes de comenzar a hablarles sobre la planificación, creo que debemos dejar claro qué es una “unidad de estudio”. Cuando nos referimos a unidad de estudio en el marco de la educación, nos referimos a colecciones de actividades educativas vinculadas a un mismo tema. Este sistema es muy popular entre las familias que educan sin escuela porque brindan un enfoque práctico para el aprendizaje, incorporando a la vez materias como matemáticas, ciencias, lenguaje o lectoescritura y ciencias sociales.

Dejando esto claro, podemos seguir: ¿Cómo planificar una unidad de estudio?

El planner

Lo que marcó un antes y un después en la forma en que preparo y organizo las unidades de estudio, fue este video de Hapa Family. En este video Ashley nos comparte este planner que diseñó y su estrategia de organización. Eso me ayudó a organizar lo que ya yo venía haciendo desde hace tiempo con Migue.

El planner está en inglés. Aquí les comparto mi traducción y adaptación a mis necesidades. Yo no uso todas las páginas. Con el tiempo de uso he descubierto qué páginas me resultan útiles y cuáles no y solo uso las que me faciliten el trabajo. A continuación les muestro, porque lo que no funciona para mí, bien pudiera resultarle útil a otra persona.

Página “Planificación de Unidad Mensual”
Página “Actividades de la Unidad de Estudio”
Página correspondiente a cada mes

Las tres páginas que se muestran arriba, son las que no utilizo. La página diseñada para la “Planificación de Unidad Mensual” (la que se muestra más a la izquierda), creo que le vendría genial a alguien que siga un plan de estudios anual, o que prepare los contenidos con varios meses de antelación y quiera, o necesite, ver los contenidos organizados en una vista anual.

Yo no la utilizo porque planifico lo que estudiamos en función de lo que observo que genera interés en mi hijo, y me resulta imposible prever qué le va a interesar dentro de 2 meses. Lo único que puedo preparar con anticipación son las actividades relacionadas con una temporada en concreto, como fue el caso de la temporada de otoño o la Navidad.

La página diseñada para las “Actividades de la Unidad de Estudio” (la que se muestra en el centro), puede resultar útil para hacernos la idea de los materiales que nos hace falta elaborar o comprar. Pero he logrado suplir su función con otra que les mostraré más adelante.

Las páginas que reflejan el calendario mensual (en la derecha se muestra la correspondiente al mes de enero) fueron muy útiles para mí cuando seguía el sistema de presentar una actividad por día. Pero en la manera en que nos organizamos ahora (más sobre eso más adelante en este artículo), esta página no tiene mucho sentido para nosotros. Pero es más una preferencia personal, ahora disfruto más tener una visión semanal de las actividades que realizamos.

Actividades de la Unidad de Estudio
Plan de Clases Semanal

Estas son las dos páginas que se han hecho imprescindibles para mí, porque han demostrado ser útiles y van perfecto con la forma en que me gusta organizarme. Así que les mostraré, más o menos, cómo las utilizo.

Lo primero que hago cuando voy a comenzar a planificar una unidad de estudio, cuando ya he decidido el tema, es comenzar a buscar, dentro de las actividades que tengo guardadas en mi computadora, las que se corresponden a ese tema. Aquí tienen una imagen de cómo luce mi carpeta de unidades temáticas en mi pc.

En una carpeta tengo todas las actividades que me voy encontrando organizadas en carpetas por temática.

Dentro de la carpeta correspondiente a cada tema, organizo las actividades por áreas

Aquí, por ejemplo, están las actividades de matemáticas de la temática de la granja.

Para lo que utilizo la página de Actividades de la Unidad de Estudio es para hacer un primer borrador, con todas las actividades que tengo con respecto a un tema en específico para cada área, según el nivel en que esté mi niño en ese momento y las habilidades que me interesa trabajar con él.

Así quedó la página luego de anotar, de entre todas las actividades que tenía con la temática de insectos, las que pienso me pueden servir para trabajar con mi niño según su nivel e intereses ahora mismo.

Como pueden apreciar, hay áreas en las que tengo más actividades de las que necesito (estoy pensando en una unidad de estudio de tres semanas, quizás dos si el niño pierde interés o cuatro si le gusta mucho) y otras (como música y vida práctica) donde no tengo ninguna.

Es el momento de bucear el Internet en busca de ideas para completar lo que me falta, incluyendo revisar videos de YouTube en busca de canciones infantiles para el área de música.

Una vez que tengo todas las actividades que necesito, es hora de organizar el contenido por semanas. En la columna de la izquierda escribo por cada área: 1- el nombre de la actividad que vamos a realizar, 2- el nombre del archivo tal y como aparece en la pc (en caso de que sea un documento y que no lo haya creado yo), 3- el nombre de la página de donde obtuve el archivo.

En la columna de la derecha escribo, por cada actividad, los materiales que voy a necesitar. Esto me da una idea clara de lo que tengo y lo que necesito comprar y/o hacer.

Luego toca preparar físicamente el material. Eso se los compartiré otro día.

Frecuencia de las actividades

Al principio, tal y como estaba estructurado en el planner, presentaba 1 actividad al día. Esto está muy bien, pero tenía un pequeño inconveniente: el día que el niño no quería hacer la actividad que correspondía a ese día (lo cual es algo perfectamente NORMAL), se creaba un salto en la programación. Estaba entonces apurada al siguiente día porque debía hacer 2 actividades, la que estaba planificada más la “atrasada”. Eso suponiendo que al siguiente día sí quisiera hacer las dos… 🙂

Ahora lo que hago es que pongo a su alcance todas las actividades que tengo preparadas para la semana, excepto materiales de arte y manualidades (para esta área siempre tiene a su disposición lápices de colores y plastilina y cuando yo puedo supervisarlo, entonces accede al resto de materiales) y otros como cajas sensoriales o algunos elementos que usamos para experimentos que los preparo cuando los vayamos a usar. Cuando él descubre los nuevos materiales su curiosidad lo empuja a preguntar “¿y esto qué es?” (es la pregunta favorita del momento) y en ese momento le explico.

Hace un tiempo una guía Montessori me explicó, que en un ambiente Montessori los niños tiene libertad de trabajar con el material que deseen, pero tienen un límite: ese material se les debe haber presentado antes. En casa nosotros no seguimos un currículo Montessori, pero sí mi forma de educar (y criar en sentido general) está muy influenciada por esa filosofía. Pero en el caso de esta regla en particular, en casa no la seguimos.

En muchas ocasiones me resulta beneficioso que explore el material antes de usarlo en una actividad estructurada. Sobre todo en el área de matemática, donde utilizamos muchos elementos manipulativos, si nunca están a su alcance y de pronto los saco para hacer una actividad guiada por mí, lo más seguro es que esté desconcentrado tratando de explorar los materiales. Sin embargo, si ya los exploró antes, va a ser más fácil que quiera utilizarlos de una forma más estructurada.

Desde luego, esto es algo que nos funciona a nosotros. No quiere decir que sea la forma correcta de hacerlo.

¿Por qué 2 semanas?

Aquí les va algo de historia.

La primera vez que planifiqué una unidad de estudio para Migue (fue una mini unidad sobre los animales de la granja), planifiqué alrededor de 1 semana y ¡los materiales estuvieron fuera meses! Migue estaba fascinado. Yo iba incorporando otras actividades, pero esos materiales seguían siendo usados.

Luego hubo mini unidades, enfocadas sobre todo al vocabulario: de objetos de la casa (objetos de la cocina, objetos del baño…), de frutas y vegetales, de figuras geométricas…

Después de eso, comenzó un interés profundo en las letras y números y nos enfocamos en eso: muchas oportunidades para contar, contar y contar en nuestro día a día, letras magnéticas en el refrigerador, todo lo que quería ver en su tiempo de pantalla era relacionado con letras y números… Pero sin hacer ninguna actividad muy estructurada sobre esto.

Entonces llegó el período de los dinosaurios, con un interés muy profundo que dura hasta el día de hoy. Entonces decidí retomar las unidades de estudio y planifiqué esta para 4 semanas. Aunque después cambiamos de unidad de estudio, varias actividades quedaron en uso.

Pero yo sentí que 4 semanas era abrumador. Me dio mucho miedo que se aburriera de tanto hablar del mismo tema, o que se sintiera presionado y dejara de resultarle interesante.

Entonces, resumiendo, ¿por qué la mayoría de las unidades de estudio han sido de dos semanas?

  1. Porque me da miedo que se aburra de tanto hablar sobre un mismo tema por mucho tiempo
  2. Porque las demás unidades de estudio que he preparado no han sido sobre intereses profundos. Han sido sobre temas que veo que le interesan algo y aprovecho y profundizo un poco, pero no le interesan tan profundamente como los dinosaurios.

Cómo sé qué debe aprender mi hijo

Cuando una familia decide llevar un currículo, no tiene que hacerse esta pregunta. Tu hijo aprende lo que dice el currículo que debe aprender. Pero nosotros decidimos ir un poco más libres y dejarnos guiar por los intereses de Migue, aunque siempre siguiendo unas pautas lógicas para no saltarnos pasos en su desarrollo.

En general, lo único que utilizo para guiarme en este sentido, es la Guía Portage de Educación Prescolar. Esta guía, de la que escuché por primera vez en el canal My Homeschool Project, NO es un currículo, sino que me sirve como herramienta diagnóstica para ver con qué destrezas y habilidades cuenta Migue en relación con lo pronosticado para su edad y a partir de ahí planificar las actividades que conduzcan a potenciar esas destrezas y habilidades que le corresponden.

Esta Guía está dividida en cinco áreas del desarrollo:

  1. Autoayuda: Se refiere a las destrezas que muestra un niño en función de su autonomía con respecto al adulto (comer solo, vestirse, ir al baño, poner la mesa…)
  2. Desarrollo motriz: Se refiere a las capacidades vinculadas a la motricidad fina y gruesa (caminar, ensartar cuentas, lanzar una pelota, armar juguetes de encajar…)
  3. Socialización: Se refiere a las destrezas sociales, a la interacción con las personas que le rodean (saludar y despedirse, decir por favor y gracias, seguir reglas en un juego…)
  4. Lenguaje: Se refiere a las habilidades comunicativas y lingüísticas (cantidad de palabras que conoce, formulación de preguntas, uso de las estructuras gramaticales correctas…)
  5. Cognición: Se refiere a las habilidades relacionadas al desarrollo cognitivo como la memoria, la atención, la percepción, la resolución de problemas…

Aunque en la información que he buscado sobre esta Guía dice que sus objetivos se basan en patrones de crecimiento y desarrollo normal, hay que recordar que todos los niños son diferentes y por tanto este documento no debe dejar de ser lo que su nombre indica: una guía, algo para saber en qué dirección movernos, qué aspectos trabajar con nuestros niños en las edades correspondientes entre el nacimiento y los 6 años de edad.

Por ejemplo, en mi caso mi hijo con 2 años y 4 meses sabía los números hasta el 10 y ponerlos en la secuencia correcta, las letras del alfabeto (mayúsculas y minúsculas y relacionarlas entre sí)… y estas son habilidades que según la Guía son objetivo de niños entre 5 y 6 años de edad. Sin embargo, no salta con los dos pies, ni dibuja líneas ni círculos, que son habilidades que según la Guía deben dominar niños entre 2 y 3 años de edad. Esto no me preocupa, pero sí me indica qué debo trabajar con él.

Materiales que utilizo

Para terminar quiero darle unos tips para encontrar material. La inmensa mayoría de los materiales (imprimibles) que utilizo con Migue son gratuitos. Muchos de ellos los recibo por correo como preview, o las páginas los ofrecen gratis por un corto tiempo como regalo a sus seguidores y luego los ponen a la venta.

Por este motivo les recomiendo que, si hay una página que te gusta mucho su contenido, te suscribas a su boletín, o newsletter. De esa manera tendrás acceso a todas esas ofertas.

Pero, ¡OJO! Si te suscribes a cada página que encuentras, terminarás inundada en emails (me ha pasado). Escoge los creadores que se alineen con tu estilo y que ofrezcan contenido de calidad y no tanto spam y promociones.

Y también recuerda que esos creadores trabajan muy duro para regalar contenido de calidad a sus seguidores, por tanto, si ves algo que te guste en su tienda y te lo puedes permitir… ¡CÓMPRALO! De esa manera lo ayudas a que siga creando contenido para ti.

Mis páginas favoritas

A continuación te dejaré mis páginas favoritas con tienda de recursos online y una gran biblioteca de contenido gratuito. La mayoría está en inglés, pero hay algunas también en español.

My Homeschool Project

EducaHogar.net

Little Spark Company

Stephanie Hathaway Designs

Chickie & Roo Homeschool

Every Star is Different

Trillium Montessori

Gift of Curiosity

I Believe in Montessori

Hasta aquí lo que quería comentarles en el día de hoy. Si lo deseas puedes ver un video en directo donde converso sobre este tema. Te invito además a que pases a revisar las unidades de estudio que he preparado hasta el momento.

No te olvides de dejarnos tu like si te ha gustado, compartir con tus amigos a quienes les pueda interesar esta información y dejarnos tu comentario con opiniones y sugerencias.

Cómo hacer una fiesta de cumpleaños con temática de dinosaurios con un presupuesto mínimo

Cuando tienes un dino fanático en casa a punto de cumplir años, una fiesta temática de dinosaurios siempre será un acierto.

Pero al comenzar a pasearnos por Pinterest en busca de inspiración, nos encontramos con un sinfín de ideas, no todas acordes a nuestro rango de precios. Por eso he querido compartirles cómo hice esta fiesta temática con un presupuesto mínimo y que aun así resultara impresionante para el peque homenajeado.

Lo primero que nos ahorrará algo de dinero al comenzar a organizar nuestra fiesta temática de dinosaurios es conseguir algún kit imprimible gratuito que contenga el letrero de ¡Feliz Cumpleaños!, adornos para los cupcakes, banderines u otros detalles que harán que la fiesta se sienta temática, al tener todo con la misma estética, sin tener que comprarlo en las tiendas especializadas.

Nosotros utilizamos este de Catch My Party, que se puede conseguir gratis aquí, y lo puedes complementar con esto, esto, esto, esto y esto si descargas las imágenes. Fue lo que hicimos para el cartel de “Happy Birthday”.

Puedes ver muchas más opciones en esta lista de 15 kits imprimibles gratuitos para fiestas temáticas de dinosaurios.

Una vez que tengas los imprimibles, habrás decidido también la paleta de colores a utilizar, y a partir de ahí sabrás de qué colores comprar el resto de elementos que utilizarás en el cumpleaños, como los globos o el cake. Pero también puede suceder a la inversa: tal vez tienes claro como será el cake y debes buscar entonces el resto de la decoración que se ajuste a eso.

En nuestro caso, el detalle que más nos gustó en la decoración fueron los globos. Ni hablar de la reacción del peque cuando los vio. Aunque pudiera parecer complicado a simple vista, son muy fáciles de hacer. Solo necesitas globos, las plantillas con las partes de los dinosaurios, cinta adhesiva para pegarlas a los globos y cordel o cinta para colgarlos. Puedes descargar las plantillas de manera gratuita aquí.

La estrella de todo cumpleaños suele ser el cake. Nosotros lo tomamos con calma. Lo mandamos a hacer en PriceSmart, son bastante económicos y se pueden personalizar por un pequeño coste adicional, como en este caso que le mandamos a poner esta foto de T-Rex vs Spinosaurus.

Pero lo más económico sería que, si tienes nociones básicas de repostería, prepares el cake en casa. Hay un montón de ideas para personalizarlo de manera fácil y económica y te las dejo por aquí.

Para la comida, creo que teníamos demasiado, teniendo en cuenta que es un cumpleaños en cuarentena donde solo éramos cuatro adultos y dos niños.😂

Mi intención era preparar algo para los herbívoros (en este caso preparé una ensalada de frutas), algo para los carnívoros (preparé chicken popcorn) y algo para los dulcívoros 😂 (para los amantes del dulce eran los cupcakes).

No me pude resistir a agregar también estas galletas de fósiles de dinosaurios. Las hice siguiendo esta receta. A mí con las cantidades que se muestran en esa página me salieron 6 galletas grandecitas (si las hacía más pequeñas no me alcanzaba el espacio para incrustar los mini dinosaurios). Entonces, si tienen más invitados, calculen para duplicar o triplicar la cantidad de masa.

Los pequeños detallitos como los imprimibles, los gorritos de cumpleaños de los dinos, un adorno vistoso para el cake… darán la sensación de algo más planificado aunque hayas tenido solo 2 días para planificarlo todo.

El adorno del cake con el nombre de Migue lo hice yo misma. Voy a dejar la plantilla que utilicé por aquí por si lo quieren recrear, solo tendrán que sustituir el letrero con el nombre de su peque. Deben descargarlo antes de hacer cualquier modificación para que no se pierda el formato. Yo lo que hice fue imprimirlo y pegarlo sobre una cartulina, recortarlo, pintarlo con pintura verde mate y luego agregarle varias capas de una pintura con brillos verdes, pero se puede poner pegamento blanco y purpurina verde o hacerlo con goma EVA de brillo verde. Esta imagen fue mi inspiración.

Esta fue nuestra modesta fiesta con temática de dinosaurios. Pero como encontré muchas ideas fáciles y económicas que no hice por falta de tiempo, te dejo también una lista que te puede resultar de utilidad.

Recuerda visitar nuestra lista de 15 kits imprimibles gratis para una fiesta de cumpleaños de dinosaurios y 10 ideas para hacer un pastel de dinosaurio en casa de manera fácil y económica.

Comenta qué te parecen estas sugerencias y comparte con tus amigos a quienes les pueda interesar.

10 ideas para hacer un pastel de dinosaurio en casa de manera fácil y económica

Comprar un pastel temático en una dulcería especializada puede resultar bastante costoso. Y aunque puedes encargarlo en algún súper mercado (como hicimos nosotros), la manera más fácil y económica siempre será hacerlo en casa.

Por eso te dejo aquí estas 10 ideas para hacer una torta, pastel o cake con temática de dinosaurio en casa de manera fácil y económica, con su tutorial para que no tengas excusa para darle el gusto a tu peque.

Puedes ver el video tutorial en YouTube.

Puedes ver el video tutorial en YouTube.

Tienes ideas generales de cómo hacer un pastel de cumpleaños, incluyendo este, en VIX.

Para ideas de cómo hacer toda la comida de una fiesta temática de dinosaurios, incluyendo este cake, puedes visitar Spaceships and Lacer Beams.

Puedes ver el video tutorial en YouTube

Puedes ver el paso a paso en You Pinspire Me

Puedes ver el video tutorial en YouTube.

Este parece más complicado de lo que en realidad es. Puedes ver el paso a paso en Paging Fun Moms.

Puedes ver el video tutorial en YouTube

Puedes ver el video tutorial en YouTube

Espero que esta compilación te haya servido de inspiración. Te invito a que veas nuestra lista de 15 kits imprimibles gratuitos para hacer una fiesta temática de dinosaurios, algunos tips para hacer una fiesta temática de dinosaurios con un presupuesto mínimo y una lista de ideas para hacer tu fiesta de dinosaurios divertida y económica.

No te olvides de comentar qué te han parecido estas ideas y compartir con tus amigos que puedan estar interesados.

15 kits imprimibles gratis para una fiesta con temática de dinosaurios

Como toda mami de un pequeño dino fanático, me ha tocado surfear el internet buscando ideas GRATIS para hacer una fiesta de dinosaurios con un presupuesto mínimo.

Puedes ver también nuestra fiesta de dinosaurios DIY.

Para ahorrarte el trabajo que ya hice buscando opciones, hoy te traigo 15 kits imprimibles de dinosaurios para fiestas infantiles que puedes encontrar gratis en la red.

Descargable en Fiesta Kit Imprimible

Descargable en Oh My Fiesta

Descargable en Megan Musing

Descargable en Oh My Fiesta

Descargable en Mamá Decoradora

Descargable en Inspire Sua Festa

Descargable en Inspire Sua Festa

Descargable en Kits para imprimir gratis

Descargable en Mamá Decoradora

Descargable en Catch My Party

Descargable en Party with Unicorns

Descargable en The Party Bloc

Descargable en My Silly Squirts

Descargable en Mrs. Kathy King

Descargable en Uncommon Goods

Espero que esta selección le haya sido de utilidad. No se olvide de dejar su comentario dándonos su opinión.

Recuerde que también puede ver nuestra fiesta de dinosaurios con un presupuesto mínimo, 10 ideas para hacer un pastel de dinosaurio en casa de manera fácil y económica y una lista de ideas para una fiesta de dinosaurios diferente y divertida.

Cómo poner límites a los niños en una crianza respetuosa

“Los límites sirven para ayudar al niño a ordenar su mente y facilitarle la comprensión de las cosas que lo rodean, constituyen una necesidad ineludible para economizar sus fuerzas y avanzar con seguridad en el camino del desarrollo.”

María Montessori

¿Por qué fijar límites?

Los niños necesitan tener límites, porque estos les dan seguridad y confianza.

Investigando me encontré con este ejemplo: Imagina que estás en el bosque y tienes que seguir una ruta, tienes que recorrer un camino, pero no ves ninguna indicación. A pesar de seguir el mapa, de utilizar la brújula y esforzarte, no ves nada que te guíe.

Ahora imagínate que estás recorriendo el mismo camino y, a cada poco, vas encontrando flechas, señales… Esto genera en ti una seguridad. Alguien te está guiando, pero tú decides por dónde ir, tienes un camino abierto y libre.

Los límites son como esas “señales” que nos guían y nos dan la seguridad que necesitamos para aprender autodisciplina.

¿Cómo fijar los límites?

Para saber qué líneas son las que no se deben cruza, debemos tener claras dónde están esas líneas. Con el tiempo todo el mundo acaba sabiendo dónde está la línea, pero la disciplina hay que aprenderla, no imponerla.

Para aprender a respetar los límites es necesario conocerlos previamente.

Los límites deben ser claros, concisos y entendibles en la mente del niño. Lo ideal es que los límites estén preestablecidos, para que el niño pueda interiorizarlos, tenerlos claros y decidir. Lo ideal es poner los límites ANTES de que se produzca la situación.

A la hora de poner los límites, es importante tener en cuenta el nivel de desarrollo del niño:

En un primer nivel: El niño no es capaz de manejar su voluntad, ni de controlar sus acciones. Está aprendiendo a conocerse a sí mismo y no está preparado para entender y manejar instrucciones ajenas. Puede que en ocasiones obedezca, y en otras no. Este primer nivel va, aproximadamente, hasta los 3 años de edad. Esta edad no es determinante, es orientativa. Siempre va a depender de la evolución de cada niño.

En un segundo nivel: El niño empieza a controlar sus acciones, es capaz de asimilar límites externos, y tomar una actitud ante ellos.

En un tercer nivel: El niño ha aprendido a través de un hábito adquirido a tomar decisiones de conducta. A tener autodisciplina, a controlar sus impulsos y a respetar.

¿Qué tipo de límites fijar?

Hay tres tipos de límites que deberían tener los niños:

  1. Respeto a las personas
  2. Respeto a las cosas
  3. Respeto al ambiente y al entorno

Puede resultar difícil extrapolar estos límites abstractos y plasmarlos en límites concretos. Aquí algunos ejemplos de límites o reglas concretos para un hogar:

  • Recogemos nuestras cosas cuando terminamos de usarlas
  • Hablamos sin alzar la voz
  • Los cuchillos, y otros objetos afilados de la cocina, solo se usan bajo supervisión de mamá o papá
  • Cuidamos la casa para que esté limpia
  • No nos interrumpimos cuando estamos trabajando en algo
  • Nos tratamos con respeto

Este es solo un ejemplo de normas sencillas para el niño que engloban los tres límites mencionados anteriormente. Si algún límite se hace complicado o no funciona, quizás se puede cambiar la regla, o expresarla de otra forma. Los límites tienen que ir evolucionando con el niño, y ser consensuados por toda la familia.

Cuando los niños son capaces de asimilar límites es el momento de reflejarlos, y repasarlos de vez en cuando. Pero mientras, no está de más que vayamos sentando las bases y reflejemos, con nuestra conducta, lo que se puede y no se puede hacer.

Los límites han de ser para todos, no vale poner “nos tratamos con respeto” y gritar al niño. Tú mismo te estás saltando el límite, por lo que no puedes esperar que tu hijo no se lo salte. No funciona aquí el “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”.

Cuando se trata de un niño de un año, por ejemplo, los límites se los tendremos que marcar apartándoles nosotros de situaciones de peligro, y fomentando un ambiente seguro en la medida de lo posible para no tener que estar nosotros todo el tiempo corrigiendo al bebé.

Imagina que el bebé va a tu zapatera y comienza a sacar tus zapatos y tirarlos (me pasaba a mí TODO el tiempo). Aunque trates de darle una explicación, no la va a interiorizar; puedes darle una explicación sencilla y clara, pero bastaría con apartarle de la situación con calma y firmeza. Puedo asegurarte por mi experiencia, que cuando pase la novedad y haya explorado lo suficiente, dejará de hacerlo.

¿Cómo evito que mi bebé haga ese tipo de cosas?

Es inevitable, forma parte de su desarrollo y su aprendizaje. Es más, aunque pienses que tu bebé te está desafiando, el niño lo hace sin ninguna maldad, porque no la tiene. Solo está descubriendo el mundo. La clave es tratar de crear un ambiente seguro, en el que el niño pueda moverse con la mayor libertad posible, dentro de las posibilidades que ofrezca tu casa, y empezar a mostrar tu ejemplo, para que vaya interiorizando rutinas, hábitos y conductas respetuosas.

Tres claves para poner límites de forma respetuosa

  1. Los límites no pueden ser arbitrarios, deben tener sentido de modo que podamos explicar fácilmente a un niño que un límite está ahí por seguridad o por respeto. Tal vez los más pequeños no lo entiendan al principio, pero ahí entra la siguiente clave:
  2. Las normas o límites son iguales para todos, incluidos los adultos. Si los niños ven que todos respetamos las mismas normas, entenderán que ellos también deben respetarlas.
  3. Enunciamos los límites en positivo, así damos la información de lo que sí se puede hacer, por ejemplo: “Solo nos ponemos de pie en el suelo” en vez de “No nos ponemos de pie en la mesa”, “No nos ponemos de pie en el sofá”, “No nos ponemos de pie en la cama”…

Este artículo expone un compendio de lo que aprendí cuando buscaba información para mi propia experiencia como mami, consultando los materiales que les dejo a continuación:

http://www.pequefelicidad.com/2016/02/libertad-y-limites-segun-montessori.html

https://www.montessoriencasa.es/libertad-limites-disciplina-montessori/

https://m.youtube.com/watch?v=nt9ck98l8Uo&t=1063s

10 estrategias para prevenir las “pataletas” – Disciplina Positiva

“Llamamos disciplinado a un individuo que es dueño de sí y que puede, por lo tanto, disponer de sí mismo cuando sea preciso seguir una línea de conducta…”

María Montessori

La disciplina significa instruir a una persona o animal a tener un determinado código de conducta u orden. En el campo de desarrollo del niño, la disciplina se refiere a los métodos de formación del carácter y de la enseñanza de auto control y de un comportamiento aceptable.

Sin embargo, por lo general el término “disciplina” tiene una connotación negativa. Esto se debe a la necesidad de mantener el orden; es decir, que las instrucciones de garantizarlo se lleven a cabo. El orden es a menudo regulado a través del castigo.

La disciplina positiva requiere que te replantees básicamente todo lo que siempre has conocido sobre crianza hasta ahora, especialmente si es la primera vez que escuchas sobre este tema. Pero es un replanteamiento que vale la pena con vistas a mejorar la relación con nuestros hijos y lograr una crianza respetuosa.

Hoy les traigo estas 10 estrategias o conductas que puedes practicar para prevenir estos clásicos desbordes emocionales que desencadenan las batallas que los padres tenemos con nuestros hijos.

1. Modelar la conducta que deseas que tu hijo siga en relación con las demás personas.

Todo el mundo sabe que los niños harán lo que tú hagas y no lo que les digas que haga, entonces si te ven actuar de manera respetuosa al hablar, al interactuar con las demás personas, dentro y fuera de casa, se verán motivados a imitar esas acciones y así será como interactuarán con el resto de las personas también.

Ejemplo: Aunque constantemente estés recordándole a tu hijo decir “permiso” cuando alguien está en su camino, si a ti te sucede y lo que dices es “muévete”, ellos no van a pedir permiso, ni ser agradables en esa situación, solo van a decir “muévete”, porque es lo que te ven hacer.

2. Tener rutinas

Los niños pequeños tienen un innato sentido del orden. Saber lo que va a pasar desde que se levantan hasta que van a la cama, es clave para evitar algunos confrontamientos. Se trata de una rutina a seguir durante todo el día.

Ejemplo: Sabe que al levantarse se viste y peina, desayuna, se cepilla los dientes y sale a jugar fuera, luego aseo, almuerzo, tiempo de juego tranquilo, una siesta en la tarde, dependiendo de la edad que tenga, seguido de más tiempo de juego, luego comida, baño, hora de dormir. Así les es fácil predecir qué va a pasar en cada momento de su día.

3. Redirigir su atención

El cerebro del niño no está completamente capacitado para utilizar la lógica hasta tener, al menos, 6 años de edad. Entonces es bueno tener esto en mente para tratar de redirigir a tu hijo de una actividad que puede resultar insegura para ellos, o simplemente algo que no quieres que haga en ese momento, hacia algo más que les pueda interesar en ese momento. Esto es más efectivo que decirles directamente “no”.

Ejemplo: Si está lanzando algo por la casa, en lugar de decirle “no” y gritarle por ello, puedes tratar de redirigir su atención diciendo “mmm, al parecer tienes muchos deseos de estar lanzando cosas, pero esos carros no deben estar tirados por la casa, ¿por qué no tomamos esta pelota y vamos a lanzarla afuera?”. No siempre podrás interrumpir lo que estés haciendo para salir a jugar, pero igual podrías ofrecerle la alternativa de lanzar algo blando dentro de la casa, por ejemplo, un peluche.

4. Decirle “qué hacer” en lugar de “qué no hacer”.

No solo los niños responden emocionalmente mejor cuando se les dice qué hacer, en lugar de qué no hacer, sino que es más sencillo, cuando son pequeños, saber qué tienen que hacer, en lugar de tener que ponerse a pensar en qué es lo que está haciendo mal y luego darse cuenta por sí mismo de qué es lo que se supone que tienen que hacer.

Ejemplo: En lugar de decir “deja de correr dentro de la casa”, puedes decir “por favor, camina cuando estés dentro de la casa”. O si está gritando muy fuerte, en lugar de decir “no grites más”, puedes decirle “por favor, habla más bajo”.

5. Decir “sí” tanto como puedas.

Escoge tus batallas. Cada vez que pienses en decir “no” piensa primero: ¿por qué no?. Lo mejor es que te hagas una pregunta interna: ¿con su actitud el niño está siendo irrespetuoso o irresponsable consigo mismo, con los demás o con su entorno?

Ejemplo: Vas a salir a la calle y el niño decide que no quiere ponerse el abrigo. En lugar de ponérselo a la fuerza, puedes sencillamente salir sin el abrigo y cuando llegues a la calle preguntarle “¡Vaya, hace mucho frío! ¿Tienes frío?” Seguramente responderá que sí. “¿Quieres ponerte el abrigo para estar más caliente?” ¿Y si responde que no? Quizás realmente no tenga frío, o quizás cuando de unos pasos él mismo te pida el abrigo.

6. Evitar el elogio constante.

No quieres convertir a tu hijo en un adicto a los elogios. El elogio no necesario es el que damos a los niños por las cosas normales por las que las personas, normalmente, no serían elogiadas. Por ejemplo, si recoge sus juguetes y los pone en su lugar sin que tú lo mandes, no necesitas ir y decirle “¡buen trabajo! ¡no puedo creer que guardaste los juguetes tú solito! ¡qué bien!”.

Si tu hijo está trabajando, por ejemplo, con un rompecabezas y une dos piezas, no necesitas estar revoloteando a su alrededor para decirle “¡buen trabajo! ¡no puedo creer que hayas unido esas piezas tú solito!”. Esto no solo puede resultar molesto para el niño. También crea una cierta expectativa de que siempre recibirá elogios por todo lo que haga durante el día. En cuanto dejen de recibir los elogios, dejarán de hacerlo.

Si sientes que realmente debes comentar algo, puedes probar dos cosas:

  1. Hacer como narrador deportivo y solo describir lo que lo viste hacer
  2. Si hace algo bien, bastaría con un simple “gracias”

Ejemplo: Si está dibujando, en lugar de decir “¡wow, qué hermoso dibujo!”, puedes decir “Oh, veo que dibujaste un círculo morado”, de esta manera el niño sabe que estás atenta a su trabajo. Para el caso de que el niño haya hecho algo bien, por ejemplo, recoger sus juguetes, puedes decir un simple “gracias”, de esta manera le dejas saber al niño que aprecias lo que hizo y que agradeces su esfuerzo.

7. Dar información, no órdenes.

Estamos acostumbrados a darle órdenes a nuestros hijos (“limpia eso, ¡ahora mismo!”). Pero esa no es una buena manera de hacer que los niños cooperen. Si te pusieras en sus zapatos por un minuto y te imaginaras cómo te sentirías si tu jefe te diera constantemente órdenes de esa manera. Probablemente estarías resentida muy rápidamente.

Ejemplo: Si estás limpiando la habitación con tu hijo puedes decir “mmm, veo unos juguetes aquí en el piso”, de seguro el niño pensará “mmm, ese juguete va allí en aquel cajón”, lo recogerá y lo pondrá en su lugar. Y si eso no funciona en ese momento, debes asegurarte de modelar esa conducta para ellos y recoger tú el juguete.

8. Ofrecer dos opciones con las que tú estés de acuerdo.

Ejemplo: Al escoger su ropa en las mañanas, en lugar de dejar a su alcance toda la ropa, arriesgándote a que escoja algo que no te conviene, puedes ofrecer dos opciones para escoger: “¿quieres ponerte la camisa azul o la roja?” “¿quieres ponerte las sandalias o las zapatillas?”.

9. Pedir su ayuda.

Ejemplo: Si el niño no quiere salir de la casa, en lugar de decirle “ok, hora de montarse en el auto”, puedes decirle “oye, ¿puedes llevarme las llaves hasta el auto?” Y la inclinación natural de los niños pequeños es a ayudar, así que seguro tomarán tu oferta.

10. Avisar con tiempo cuando van a cambiar de actividad.

De la misma manera en que no te gustaría que te interrumpieran mientras estás trabajando para pedirte que lo dejes a medias y vayas a hacer algo más, a los niños les molesta que los interrumpas en medio de su juego. “El juego es el trabajo del niño“.

Entonces lo mejor que puedes hacer es avisarles con tiempo: “amor, dentro de 5 minutos vamos a regresar a casa, ¿quieres montarte en la canal o en el columpio antes de irnos?”. De esta manera no lo tomarás por sorpresa. Esto no es solamente para evitar una batalla con el niño, es una cuestión de simple respeto hacia él.

¡Bienvenidos!

La maternidad/paternidad puede resultar abrumadora. Lo ha sido para mí. La presión de ser madre/padre perfecto nos afecta porque nos parece inalcanzable… y lo es…

Pero hay muchas cosas que podemos hacer para cambiar viejos patrones de crianza y educación y tener una relación sana con nuestros hijos, permitiéndoles que se desarrollen a su propio ritmo, siguiendo sus propios intereses .

Este blog es más que un diario personal. Es una forma de compartir con otras mamis y papis lo que he estado aprendiendo a lo largo de mi camino como madre. Aquí encontrarán mis experiencias tratando de criar de manera respetuosa y las actividades que hago con mi pequeño mientras educamos en familia y sin escuela.

Espero que al leerlo logremos conectar y formar una bonita comunidad.

Un abrazo

A %d blogueros les gusta esto: