Importancia de las rutinas en los niños. Cómo implementarlas usando un cuadro de rutinas (imprimible gratis)

Los niños pequeños funcionan mejor con horarios estructurados. Especialmente los niños pequeños y en edad preescolar, se sienten pequeños en el mundo. La mayoría de las cosas les pasan a ellos. Anhelan la previsibilidad, saber lo que sucederá, porque les da cierta sensación de control. Una rutina predecible permite que los niños se sientan seguros y desarrollen un sentido de dominio en el manejo de sus vidas.

Los niños pequeños son famosos por ser opositores, pero los niños que entienden la rutina, en lugar de sentirse presionados por lo que parece una circunstancia arbitraria, tienen más probabilidades de cooperar. Crear una rutina regular es una forma esencial de darles a los niños pequeños la seguridad de saber “lo que sucede después” en su día.

Las rutinas también desarrollan la corteza prefrontal, la parte de planificación y función ejecutiva del cerebro, a medida que los niños aprenden que las cosas suceden en un cierto orden durante el día.

Tener un plan para el día también puede ser importante para los adultos que cuidan a los niños. Es cierto que a muchos de nosotros nos encanta la libertad de decidir sobre el impulso del momento lo que viene a continuación y, a veces, esa es la base de la creatividad. Pero eso funciona mejor cuando nosotros decidimos qué reglas romper. Sin una rutina, la vida con niños puede abrumarnos y descarrilarnos, dejándonos atropellados por la vida, en lugar de seguros y a cargo.

10 beneficios de las rutinas familiares

Aquí te presento una lista de algunos de los beneficios que nuestros hijos pueden obtener de una rutina constante en la vida diaria.

1. Ayuda al niño a tener un horario

La rutina constante ayudará a nuestros hijos y a sus “relojes biológicos” con muchos elementos básicos del día a día, como:

  • Capacidad para tomar siestas y dormir bien por la noche.
  • Capacidad para comer comidas completas y saludables
  • Evacuaciones intestinales regulares
  • Juego saludable y tiempo al aire libre
  • Comportamiento tranquilo y relajado en “momentos de inactividad” durante el día

Por ejemplo, como su hijo y su cuerpo saben que es hora de dormir, es más fácil relajarse y descansar.

2. Une a la familia

Cuando un niño sabe qué esperar y nota las actividades familiares habituales, comienza a comprender lo que es importante. Esto fortalece los valores, creencias e intereses compartidos.

El niño, por ejemplo, puede notar que cenar juntos todos los días o desayunar con los abuelos los sábados por la mañana es importante. Pueden ver que el tiempo en familia juntos es especial. Incluso si su hijo es pequeño, reconocerá estas tradiciones. La familia se une al hacer cosas importantes y regulares juntos.

3. Establece expectativas

En lugar de tener una lucha de poder sobre recoger juguetes al final del día o bañarse, el niño se acostumbra a saber cuándo es la “hora de recoger” y la “hora del baño”.

Los niños comienzan a esperar y completar actividades sin problemas. Los padres nos convertimos en socios en esa rutina, en lugar de la persona que le dice al niño que “haga esto” y “no haga esto”.

4. Crea un hogar más tranquilo

Debido a que el niño y otros miembros de la familia saben qué esperar, el estrés y la ansiedad se reducen.

El niño sabrá lo que viene a continuación. Se sentirán valorados porque están incluidos en los planes y no se sentirán obligados a hacer algo.

5. Le da a su hijo confianza e independencia

Con una rutina, un niño aprenderá con el tiempo cuándo es el momento de cepillarse los dientes o ponerse el pijama. Se enorgullecerán de saber lo que se supone que deben hacer y de hacerlo por sí mismos.

En lugar de que siempre se le diga lo que debe suceder, su hijo se sentirá seguro de seguir adelante y hacerse cargo de sí mismo. Los niños que se sienten más independientes y a cargo de sí mismos tienen menos necesidad de rebelarse y ser opositores.

6. Establece hábitos saludables y constructivos

Cuando su hijo realiza habitualmente las mismas actividades, como lavarse las manos antes de las comidas, lavarse los dientes y salir a caminar después de la cena, puede parecer solo una forma organizada de hacer las cosas a tiempo. Sin embargo, esta repetición también crea hábitos en torno a estas actividades saludables que su hijo puede llevar consigo de forma natural en la vida posterior.

7. Nos ayuda a nosotros, los padres, a recordar cosas importantes

Ya sea para asegurarnos de que el niño tome sus medicamentos todos los días o para recordar pagar las facturas todos los meses, una rutina nos ayuda a mantenernos encaminados.

En medio de la ajetreada vida familiar, podremos realizar un seguimiento de los detalles importantes, lo que permitirá un hogar más libre de estrés y un tiempo de calidad juntos como familia.

8. Ofrece a nuestros hijos la oportunidad de emocionarse con lo que se avecina.

Si su hijo sabe lo que está programado, se anticipa y espera con ansias los eventos futuros, como ir al parque los viernes por la tarde o pasar tiempo con papá los domingos por la mañana.

Cuando se establecen estas actividades, su hijo se siente como una parte amada de la familia y del mundo. Además, se hace ajusta mejor a las exigencias de un horario. Es posible que ahora quiera ir al parque, pero puede aprender que siempre vamos al parque por la tarde, y puede esperarlo con ansias entonces.

9. Brinda la oportunidad de construir momentos de conexión

Todos sabemos que necesitamos conectarnos con nuestros hijos todos los días, pero cuando nuestro enfoque es hacer que los niños sigan el horario para llevarlos a la cama, perdemos oportunidades para conectarnos. Si incorporamos pequeños rituales de conexión en nuestra rutina, se convertirán en un hábito. Intente acurrucarse con su niño cuando los vea por primera vez en la mañana, o darle un masaje antes de dormir.

10. Ofrece estabilidad en tiempos de cambio o estrés.

Los cambios y el estrés afectan la vida y la sensación de seguridad de un niño, como un divorcio, una enfermedad, una mudanza o el nacimiento de un nuevo hermano.

Cuando la familia tiene una rutina establecida, la normalidad está presente en la vida del niño, pase lo que pase. Un niño encuentra la calma, la estabilidad y el amor a través de elementos de la rutina, como cenas familiares o viajes regulares los jueves al parque.

Rutinas y bebés

¿Significa esto que se debe poner a los bebés en rutinas lo antes posible?

¡NO! Los bebés nos dicen lo que necesitan. Los alimentamos cuando tienen hambre, los cambiamos cuando están mojados. Con el tiempo, aprenden el primer paso de una rutina: dormimos de noche. Pero obligar a un bebé a adaptarse a nuestra rutina no responde a las necesidades del bebé. Si no se satisfacen sus necesidades, simplemente se sentirá como si el mundo fuera un lugar donde sus necesidades no se satisfacen, por lo que tendrá que recurrir al drama para tratar de satisfacerlas.

A medida que el bebé entra en la infancia, establecerá su propia rutina, acomodándose en una especie de horario. La mayoría de los bebés adoptan un patrón bastante predecible. Podemos ayudarlos con esto estructurando nuestro día en torno a sus necesidades, así, por ejemplo, nos aseguramos de que las condiciones sean adecuadas para su siesta en el momento en que suele dormir. Gradualmente, con el tiempo, podemos responder a su horario natural de comer y dormir desarrollando una rutina que funcione para él y para toda la familia.

Consejos para crear rutinas para tus hijos

No existe una fórmula perfecta que te garantice el éxito en este aspecto. Existen tantas rutinas como familias y solo tú sabrás encontrar las que se acomoden al estilo de vida familiar. Por lo general, las rutinas suelen incluir los siguientes aspectos:

  • El momento de prepararse por la mañana
  • Las horas del baño, las comidas, las siestas y la hora de dormir
  • Horarios de tareas domésticas, cocina y limpieza
  • Tiempo de juego, tiempo en familia y juego al aire libre

Pero, además de ajustarse a tu familia, una buena rutina debe cumplir con estos tres requisitos:

Bien planeado: En una buena rutina, todos comprenden sus roles, saben lo que deben hacer y ven sus roles como razonables y justos. Por ejemplo, sus hijos saben que se turnan para lavar y secar cada noche después de la cena. A medida que los niños crecen, pueden participar en la planificación de las rutinas.

Regular: Las buenas rutinas se vuelven parte de la vida familiar diaria. Por ejemplo, es posible que todos estén ansiosos por los pancakes de papá los domingos en la mañana o los paseos familiares de los sábados.

Previsible: En una buena rutina, las cosas suceden en el mismo orden cada vez. Todos saben qué esperar del día. Por ejemplo: arreglamos la cama y luego desayunamos, hacemos la actividad “escolar” del día y luego salimos a jugar al patio.

Consejos para diseñar la rutina familiar para tus hijos

1. Establezca los momentos importantes, como las comidas, las meriendas, las siestas y la hora de dormir.

Debido a que afectan la capacidad de su hijo para dormir y comer, estos elementos deben ser lo primero.

Si actualmente no tiene un horario, cambie gradualmente a una rutina constante. Por ejemplo, es posible que desee establecer primero una hora de siesta y una hora de acostarse regulares. Luego, puede agregar horarios regulares de comida y baño.

Piense en sus cosas básicas no negociables (quién tiene que estar en la cama a qué hora) y luego dé a sus hijos algunas opciones (¿Quién se baña primero? ¿Qué animalito vas a llevar contigo a bañarse hoy? ¿Qué cuento quieres que te lea hoy? ¿Qué pijama vas a escoger hoy?)

2. Agregue pequeños rituales a cada parte de la rutina.

Por ejemplo, es posible que desee agregar una lectura regular de 10 minutos y un tiempo para acurrucarse con su hijo antes de acostarse. Esto les ayuda a relajarse y a sentirse listos para dormir. O cantar una canción para cepillarse los dientes, o (como en nuestro caso) que los dinosaurios vayan a apagando las luces antes de dormir.

3. Trabaje hacia la coherencia y deje espacio para la flexibilidad.

Si bien las rutinas son importantes para nuestro hijo, también es importante mantenerse flexible, dejando espacio para tiempo libre y no programado. Esto ayudará al niño a aprender cómo lidiar con la imprevisibilidad y el cambio, y también evitará que la rutina familiar se convierta en una fuente de estrés.

Además, la espontaneidad y la creatividad son factores importantes en la vida de un niño. Hay momentos en los que las reglas están hechas para romperse, como quedarse despierto hasta tarde para ver un eclipse o dejar los platos del desayuno en el fregadero porque hay un animal emocionante en el patio trasero. No hay razón para que la estructura sea opresiva. Recuerde mantenerse sensible y adaptable a las necesidades de cada niño (y adulto). Cuando un horario se vuelve demasiado reglamentado o estricto, los beneficios se reducirán y los niños pueden sentirse controlados por él en lugar de liberados por él (que es el objetivo final).

4. Cree un “cuadro de rutina”

Esto es muy recomendable para ayudar a su hijo a desarrollar un sentido de su “rutina”. Hay muchas formas de hacer esto, pero básicamente esto es solo un póster con fotos de su hijo haciendo sus actividades habituales. Puede comprarlos comercialmente, pero también puede hacer los suyos fácilmente. Simplemente tome fotos (o busque imágenes) que describan la rutina diaria de su hijo (despertarse, ir al baño, vestirse, desayunar, hacer mandados, merienda, jugar, almorzar, tomar una siesta, etc.). Puede escribir las palabras junto a la foto.

A algunas personas les gusta organizar las fotos en un círculo como un reloj, pero los niños pequeños piensan que el tiempo es más lineal, por lo que es posible que el reloj no ayude a su niño tanto como una simple línea de tiempo. Simplemente coloque las fotos en una cartulina en el orden en que suelen aparecer. Es bueno usar cinta o velcro en lugar de pegamento, para permitir cambios de horario y en caso de que necesite cambiar “recados” por “Visitar a la abuela”. Incluso puede comprar un tablero de anuncios magnetizado y pegar fotos de su hijo haciendo estas actividades en imanes, para que pueda moverlos.

A medida que su hijo crezca, probablemente querrá dos gráficos separados de las rutinas matutinas y vespertinas, para que pueda empezar a hacerse cargo de su propio horario. Guarde las “tareas” de la mañana en un sobre debajo de la tabla, para que su hijo pueda organizar las tareas en el orden en que quiera abordarlas.

Este tipo de gráfico permite a su hijo hacerse cargo de su propia rutina, reduciendo las luchas de poder y la necesidad de que usted participe en cada movimiento que haga su hijo de tres años por la mañana. Aún querrá conectarse al comienzo de la rutina y durante toda la rutina según sea necesario para mantener a su hijo en el camino correcto, pero su intervención puede tomar la forma de abrazos y control, en lugar de ladrar órdenes. Podrías decir “Veo que ya estás vestida. ¡Vaya! ¡Te pusiste esa camiseta solo! ¿Qué sigue en tu lista?”

A los niños de voluntad fuerte les encantan especialmente los gráficos de rutina, porque pueden hacerse cargo de sí mismos y evitar las luchas de poder. Pero a todos los niños les encanta la oportunidad de sentirse menos controlados y de dominar las exigencias de sus vidas. La autonomía es una necesidad humana básica, y los niños a quienes se les da más independencia donde pueden manejarla se vuelven más dispuestos a cumplir con las instrucciones de los padres en general. Aún mejor, un niño que se hace cargo de su rutina temprana aprende a ser responsable y se vuelve emprendedor. Lo que significa que puede hacer muchas menos molestias y disfrutar mucho más de su hijo.

Haga clic en la imagen para que descargue las tarjetas que estoy utilizando con mi hijo para nuestro cuadro de rutina.

5. Establezca momentos especiales con su hijo.

Ya sea que se trate de un viaje regular a la casa de la abuela, pasear al perro juntos o ir a tomar un helado cada sábado, cree expectativas y una rutina de tiempo familiar.

6. Practica la paciencia.

Establecer un horario puede ser difícil para su hijo al principio, pero se acostumbrará a él. Las rutinas necesitan tiempo para convertirse en hábitos. Intente dar a una nueva rutina al menos un mes antes de agregar algo nuevo.

Trate de no impacientarse o frustrarse si la rutina tarda en volverse “regular” para su hijo. Será de gran ayuda si puede hacer que todo sea divertido manteniéndose en un estado de ánimo muy positivo independientemente de sus reacciones. Puede escuchar sus argumentos, pero si no responde, no habrá discusión. Simplemente simpatice con su infelicidad y refuerce su límite: “Sé que no quieres ir a bañarte y prepararte para dormir. Te estabas divirtiendo mucho jugando. Pero mira tu cuadro de rutina… ya jugaste ya cenamos y ahora es hora de prepararse para ir a la cama. Vamos a dormir temprano para que tengamos energía mañana que vamos a caminar”.

7. Ajuste según sea necesario.

A medida que pasen los meses, empezará a ver qué funciona y qué no funciona para la familia. Una rutina está destinada a ayudar a la familia, no a obstaculizarla. Asegúrese de que su rutina sea saludable y positiva para su hijo y otros miembros de la familia.

Esto que te he compartido ha sido resultado de investigar y leer varios artículos que luego puse en práctica y me ha funcionado muy bien. A continuación dejo los enlaces a algunas de las páginas que consulté.

The Importance of Routine for Children | KLA Schools

10 Reasons A Daily Routine is Important for Your Child (and How to Set One) | Petit Journey

The Importance of Schedules and Routines | ECLKC (hhs.gov)

Why Routines Are Important for Infants and Toddlers | Kaplan Early Learning Company (kaplanco.com)

Routines for families: how & why they work | Raising Children Network

Why Routines are Important for Your Child’s Well Being (schoolhouse-daycare.co.uk)

How to Create a Daily Routine that Works for Your Family (schoolhouse-daycare.co.uk)

The Importance of Routine in Childhood (melbournechildpsychology.com.au)

The Importance of a Child’s Routine | Free Planner (highspeedtraining.co.uk)

Routines give kids a sense of security and help them develop self-discipline. (ahaparenting.com)

Starting a Family Routine (ahaparenting.com)

Why your toddler needs a routine. (ahaparenting.com)

7 Benefits of Routines for Children | My Starry Chart

San Valentín: Mini unidad de estudio (imprimibles gratis)

Ante la inminente llegada del Día de San Valentín, el 14 de febrero, nada mejor que una mini unidad de estudio para ponernos todos en espíritu festivo y celebrar juntos el mes del amor y la amistad. Esta mini unidad de estudio se compone de una semana de actividades que abarcan las áreas de lenguaje/lectoescritura, música, matemática, vida práctica, ciencias, sensorial y arte.

La preparé para mi niño de 3 años, pero en dependencia de la presentación que se haga del material y del interés y las habilidades previas del niño, pudiera utilizarse con niños entre 2 y 4 años. Quizás incluso niños más grandes.

Algunas actividades las he creado yo y para otras utilicé material de otras mamis. Todo el material se puede descargar gratis. Algunos recursos están en español y otros están en inglés.

Aquí les presento las actividades, debajo de cada imagen encontrarán el link para descargar los materiales completamente gratis.

1. Tarjetas de vocabulario. Reconocimiento del sonido inicial.

Área: Lenguaje/Lectoescritura

Clic aquí para ver la descripción y descargar el material gratuito.

2. Canciones infantiles sobre el amor (en español e inglés)

Área: Música

Clic aquí para ver la descripción y descargar el material gratuito.

3. Tarjetas de conteo y clip de corazones

Área: Matemática

Pueden ver en este video la realidad de cómo estudiamos matemática en casa (usando esta actividad) y por qué no nos funcionó usar comida (malvaviscos) como medio de enseñanza.

Clic aquí para descargar las tarjetas de forma gratuita (debes suscribirte al boletín de la página para recibir la contraseña por correo).

Aquí puedes descargar el imprimible con los corazoncitos que usé para pegar a las pinzas de madera.

4. Actividades para favorecer la motricidad fina.

Área: Vida práctica

Clic aquí para ver la descripción y descargar el material gratuito.

5. Corazones de vinagre congelados

Área: Ciencias

Clic aquí para ver cómo lo hicimos.

6. Discriminación visual: pareo de bombones con sus sombras

Área: Sensorial

Clic aquí para descargar el material gratuito.

7. Atrapasol de crayones derretidos con forma de corazón

Área: Arte

Clic aquí para ver el paso a paso.

Extras

Tarjetas de felicitación (gratis)

Human Heart Vanlentine Freebie — Stephanie Hathaway Designs

https://www.littlesparkcompany.com/printables-library

Poster para decorar

https://www.chickieandroo.com/…/valentines-day…/ (este es un pack de actividades. Yo utilicé una de las actividades como poster)

Receta para hacer con los niños

Cupcake red velvet: https://www.youtube.com/watch?v=UhbEa1KS9GA&t=194s5

Postres Sin Horno: https://www.youtube.com/watch?v=ncsCHzeP2os

Pancakes/hotcakes/torticas red velvet: https://www.youtube.com/watch?v=U_AkeRQfvTo

Si este material te ha gustado no te olvides de dejarme un “me gusta” y compartirlo con los amigos a los que le pueda interesar. Y puedes dejar un comentario abajo contándome qué te parece o tus sugerencias.

Atrapasol de crayones derretidos con forma de corazón.

De todas las ideas que rondan Internet para reutilizar los crayones partidos que tenemos acumulados en casa, la técnica de virutas de crayón derretido es la que más me emocionaba probar. Finalmente encontré un proyecto estupendo para nuestra mini unidad de estudio de San Valentín, que son estos románticos vitrales de crayones derretidos con forma de corazón.

Para hacer estos vitrales necesitarás:

  • Virutas de crayones de cera
  • papel encerado
  • papel de cocina (toallas de papel)
  • plancha
  • tijera
  • cinta adhesiva (opcional)
  • marco de papel (plantilla) (opcional)
  • hilo/cordel (si deseas colgarlo)
  • Perforadora/ponchadora (si deseas colgarlo)

Para hacer las virutas de crayones solo tienes que rallar crayones viejos que tengas por casa. Si son crayones más gruesos, mucho mejor. Pero si tienes crayones más delgados puedes usar un sacapuntas y es una forma menos trabajosa y más segura de usar para los niños. Nuestros crayones son jumbo y no tenemos ningún sacapuntas de esa medida, así que los rallamos. Migue participó quitando el papel a los crayones (excelente ejercicio para la motricidad fina) y lo dejé que rallara los crayones más grandes, que no tuviera que tener sus deditos muy pegados al rallador, bajo estricta supervisión. No es la primera vez que usa el rallador, lo hemos usado para rallar queso, zanahoria, manzana… ya sabe cómo se usa y los cuidados que debe tener.

Cuando tengas todos los materiales listos, estos son los pasos a seguir:

1. Colocar sobre una superficie lisa y estable y que se pueda limpiar con facilidad un pedazo de toalla de papel.

2. Encima colocar un pedazo de papel encerado y asegurarlo con cinta adhesiva por las esquinas para fijarlo a la superficie de trabajo

3. Esparce las virutas de crayón hasta cubrir toda la superficie de trabajo. En caso de estar usando un marco o plantilla, esparce las virutas solo dentro del marco.

4. Colocar encima otro pedazo de papel encerado y asegurarlo también con cinta adhesiva para que no se mueva durante el proceso.

5. Cubre todo con otra toalla de papel.

6. Ajusta la plancha a temperatura media/baja, sin vapor y pásala con cuidado por toda la capa superior de toallas de papel varias veces.

7. Revisa cada minuto aproximadamente cómo va el proceso y plancha solo hasta que las virutas de crayón estén lo suficientemente derretidas.

8. Dibuja o imprime una plantilla con la forma deseada y úsala para hacer tres formas iguales sobre el papel encerado (ahora convertido en vitral). Recórtalas. Si usaste un marco para hacer la figura, solo recorta alrededor del dibujo.

9. Una vez recortadas las figuras, ya puedes pegarlas en la ventana usando cinta adhesiva transparente. Pero si deseas hacer un atrapasol colgante, debes abrir un par de agujeros en la línea media de tus figuras, idealmente usando una perforadora/ponchadora, en la parte superior e inferior, para unirlos entre sí utilizando algún hilo grueso o cordel.

10. Asegura el cordel a cada pieza mediante un nudo pequeño y fíjalo usando un pedacito de cinta adhesiva transparente.

11. Finalmente cuélgalo en una ventana con abundante luz natural y disfruta de los hermosos colores que te regalará. La verdad es que mis fotografías no le hacen justicia…

Espero que te animes a hacerlo en casa con tus peques. Si lo deseas, puedes ver como lo hice con mi peque de 3 años en este video.

No te olvides de dejarme un “me gusta”, compartir con los amigos a los que le pueda interesar y dejarme tus opiniones y sugerencias abajo en los comentarios.

Puedes encontrar más actividades de arte y manualidades para realizar con niños aquí y otras actividades temáticas de San Valentín aquí.

Corazones efervescentes de San Valentín. Corazones de vinagre congelados.

Buscando inspiración para el área de ciencias de nuestra mini unidad de estudio de San Valentín, me encontré con esta idea que le da un giro interesante al clásico experimento del vinagre + bicarbonato al utilizar corazones de vinagre congelados.

Lo mejor de todo es que puedes tener un buen rato de diversión y de observación científica con materiales que de seguro ya tienes por casa. Para esta actividad vas a necesitar

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Agua
  • Algún molde con forma de corazón (yo usé moldes de silicona para cupcakes)
  • Recipientes hondos para colocar los materiales durante el experimento
  • Cuchara o gotero (para agregar el bicarbonato)
  • Colorantes

No hay cantidades exactas para la mezcla, porque depende del molde que utilicen y de la cantidad de corazones que quieran hacer; pero sí debemos tener en cuenta las proporciones. La primera vez que lo hice, siguiendo las instrucciones de Inspiration Laboratories, mezclé una taza de vinagre con un poco menos de una taza de agua, para hacer los corazones y mezclé a partes iguales agua y bicarbonato para agregarle a los corazones congelados.

Con esa proporción apenas obtuvimos reacción. Solo unas pocas burbujas, nada más. Pero aun así el peque hizo observaciones interesantes: “¡se forma el morado!”(refiriéndose a la mezcla del color rojo y el azul), “¡es frío!”…

La segunda vez que lo hicimos utilicé 3/4 de vinagre para 1/4 de agua para hacer los corazones y para agregarle a estos usé la misma proporción: 3/4 de bicarbonato para 1/4 de agua. Con esta proporción la reacción fue mayor. No súper impresionante, pero sí mucho más notoria. Pero aun así, el peque no le hizo mucho caso… Enseguida buscó un par de ramas para hacer una sopa y luego le dio un baño de vinagre a los dinosaurios…

La verdad es que yo no quedé todavía muy conforme con el resultado… Creo que cuando volvamos a hacer este experimento lo haré con los ingredientes puros, a ver qué pasa… Probaré también hacer los corazones (o la figura que toque según la temporada 😅) con bicarbonato para ver la reacción al mezclarlo con el vinagre puro… Debe ser más impresionante.

¡No olvides explicarle a tu peque la ciencia detrás de las burbujas!

La reacción de bicarbonato de sodio y vinagre (ácido acético) en realidad ocurre en dos pasos.

Primero, el ácido acético en el vinagre reacciona con el bicarbonato de sodio para producir acetato de sodio y ácido carbónico. El ácido carbónico es inestable y básicamente se descompone en una reacción que produce gas dióxido de carbono. El gas CO2 se escapa en forma de burbujas. Estas burbujas son más pesadas que el aire, por lo que se hunden o corren sobre el borde del recipiente, en lugar de volar.

Puedes ver más de cómo hicimos este experimento en casa en los videos de esta publicación.

Espero que te guste esta idea y te animes a hacerla con tu peque en casa. De seguro se divertirán mucho. Si te ha gustado me encantaría que me dejaras un “me gusta”, que lo compartas con los amigos a los que le pueda interesar y me dejes tus opiniones o sugerencias abajo en los comentarios.

Puedes ver aquí otras actividades de ciencias y aquí otras actividades para celebrar el Día de San Valentín mientras seguimos aprendiendo.

3 actividades para trabajar la motricidad fina + pinza DIY (imprimible gratis)

Como saben, en cada unidad de estudio incorporamos alguna actividad del área de vida práctica, una inspiración de la pedagogía Montessori. El objetivo de esta área es brindarle al niño la autonomía necesaria para cuidar de sí mismo y del ambiente y manejarse correctamente en la sociedad. Para esto es necesario trabajar actividades que permitan al niño ganar control en la coordinación de sus movimientos, lo cual se logra, entre otras cosas, a partir de ejercitar la motricidad fina y la coordinación óculo-manual, y este es precisamente el objetivo de las actividades que te comparto en el día de hoy.

1. DIY: Pinza de madera

Antes de presentarte las actividades que realizamos, quiero compartirte el procedimiento para hacer esta pinza de madera que vi por primera vez en este post.

Para hacerla necesitarás los siguientes materiales:

  • 2 depresores linguales (abatelenguas o bajalenguas)
  • 1 pinza de tender la ropa de madera
  • pistola de silicona
  • pintura de tu preferencia y pincel para aplicarla (opcional)

Solo tienes que pegar los depresores linguales a ambos lados de la pinza de ropa utilizando la pistola de silicona y pintar si lo deseas. Yo decidí pintarla de rojo para ir acorde a la temporada de San Valentín. Puedes ver el video tutorial aquí.

2. Actividades

He preparado una plantilla (enlace abajo) súper versátil con la que realizamos estas tres actividades, pero estoy segura de que se te podrán ocurrir muchas más.

Transferencia de pompones con pinzas

Necesitarás:

  • Plantilla imprimible (enlace abajo)
  • Pompones de color rojo
  • Recipiente para colocar los pompones
  • Pinza para colocarlos

El objetivo de esta actividad es colocar un pompón en cada corazoncito usando las pinzas. Puedes ver en video cómo hacemos esta actividad aquí.

Goteando agua en los corazoncitos

Necesitarás:

  • Plantilla imprimible (enlace abajo)
  • Recipiente de cristal de, aproximadamente, el tamaño de la plantilla
  • Una vasija con agua con colorante rojo
  • Gotero/cuentagotas o pipeta
  • Una esponja pequeña

Colocamos la plantilla debajo del recipiente de cristal, de forma que a través del mismo se aprecie la figura impresa. Luego, similar a la actividad anterior, el niño debe colocar una gotica de agua en cada corazoncito. Para esto debe saber cómo usar el gotero/cuentagotas o pipeta y entonces deberá tener mucho control para depositar la cantidad justa. Si, como mi niño (37 meses), no tiene el control suficiente, no importa si no sale perfecto. Conque vaya aprendiendo cómo usar el gotero, es suficiente.

Aunque no aparece en la imagen, aconsejo proporcionarle al niño una esponja pequeña para que devuelva el líquido al recipiente original y pueda comenzar nuevamente la actividad. Además le servirá para limpiar las salpicaduras o derrames accidentales que seguramente ocurrirán.

Puedes ver en video cómo realizamos esta actividad aquí.

Pegamos corazones de papel

Necesitarás:

  • Plantilla imprimible (enlace abajo)
  • Papel de color rojo o rosado
  • Ponchadora/perforadora con forma de corazón o copia extra de la platilla en papel de color
  • Pegamento (líquido o en barra)
  • Tijeras si no usas la perforadora

Esta actividad consiste en pegar pequeños corazones en la plantilla. Si tienes alguna ponchadora/perforadora que haga pequeños corazones, sería genial. El niño puede participar también del proceso de hacer los corazones, lo cual constituye por sí solo un excelente ejercicio de la motricidad fina. Pero si no tienes, no importa. Puedes imprimir la plantilla en una hoja de color rojo o rosado (para seguir con los colores de temporada) y recortar los corazoncitos. Si tu niño tiene la habilidad suficiente, puede recortarlos por sí mismo.

Para pegar los corazones nos funcionó mejor el pegamento en barra. El pegamento blanco no funcionó bien para nosotros por varias razones:

  1. Migue se ensucia y se le pegan los corazones en la mano
  2. O se ensucia y prefiere jugar con el pegamento que queda en su mano que atender al trabajo
  3. Al ser líquido, es muy probable que el pegamento se escurra y manche el área de trabajo
  4. Está adaptado a usarlo para proyectos de arte más libres, por tanto le cuesta hacer un proyecto como este en que tiene que colocar el pegamento de forma más precisa.

Recomiendo tener una toallita húmeda a mano para que el niño limpie su mano si tiene mucho pegamento y pueda continuar la actividad. Puedes ver el video de cómo la realizamos aquí.

Descarga la plantilla para estas actividades aquí.

Esto ha sido todo. Recuerda dejarme un “me gusta” si te ha gustado, compartirlo con los amigos a los que les pueda interesar y dejarme tus opiniones y sugerencias abajo en los comentarios.

Puedes ver otras actividades temáticas de San Valentín aquí.

Para ver otras actividades del área de vida práctica puedes hacer clic aquí.

Mira nuestro video de YouTube aquí.

Contamos corazones. Tarjetas de clip (imprimibles gratis)

Por muy bonita que luzca la actividad, ¡nunca utilices comida como medio de enseñanza! 😂😂😂

Bueno, sé de muchos a los que le ha funcionado, pero a nosotros nos fue fatal… 😅 Migue solo quería comer. Yo había previsto que pudiera comer algo y también incorporé pompones para usarlos como contadores, pero es que comer fue lo primero que hizo… 😂

Les dejo este video en IGTV donde les muestro sin filtro cómo estudiamos matemática de una manera relajada y respetando las necesidades del niño… Bueno… Respetando todas sus necesidades menos la de comerse todos los marshmallows que supuestamente eran para servirnos de contadores en la actividad… 😂😂😂

Entonces ahí les va también nuestra -muy mala- experiencia usando comida como medio de enseñanza. 😅

Espero que disfruten el video. Al menos a mí me encanta ver el proceso de otras familias para tomar ideas y para relajarme un poco al ver que en muchas familias todo fluye igual de caótico que en la nuestra… 😅

Pero si tu niño se sienta tranquilo y hace media hora de actividades sin recorrer la habitación un millón de veces, entonces no necesitas ver esto… 😅 Te puedes estresar…

Espero que les haya gustado esta actividad. A mí me parece que las tarjetas de Green Urban Creative son ¡PRECIOSAS! y se pueden descargar gratis en este link a su web (se requiere que estés suscrito a su boletín). También les dejo enlazado aquí, para que lo descarguen completamente gratis, el documento con los corazones que utilicé para pegarle a las pinzas de madera.

Si te ha gustado esta propuesta, te invito a que me dejes un “me gusta”, lo compartas con los amigos a los que le pueda interesar y me dejes tus opiniones y/o sugerencias, abajo en los comentarios.

No te olvides de revisar toda la Unidad de Estudio del Día de San Valentín.

Más actividades de matemática aquí.

Canciones infantiles sobre el amor (en español e inglés) (imprimible gratis)

Ya saben que no tenemos una unidad de estudio sin música, esta no iba a ser la excepción. Así que me puse en la búsqueda de canciones infantiles que hablaran sobre el amor, para esta Mini Unidad de Estudio sobre el Día de San Valentín.

Como estamos educando a Migue de manera bilingüe, siempre es importante para mí encontrar canciones en ambos idiomas (español e inglés) y lo conseguí, aunque no estoy muy contenta con las traducciones, pero eso suele pasar siempre al traducir canciones a otro idioma: si se decide prestar mucha atención a un elemento, como puede ser la rima o la naturalidad, es posible que se pierda cierto grado de otros aspectos, como el significado o el atractivo de la letra.

Canciones en inglés
Canciones en español
Nuestro cancionero cuando apenas estábamos comenzando. En ese entonces estudiábamos los dinosaurios.

La manera en que presento esta actividad es en un cancionero que preparé para Migue en una carpeta de anillas con protectores de hoja y ahí vamos colocando las canciones que vamos trabajando en cada unidad de estudio.

El documento con las letras de las canciones lo pueden descargar aquí. En el documento se incluyen los links a todas las canciones en YouTube, pero de todas maneras se las dejo a continuación

Espero que lo disfrutes mucho junto a tu peque y, de ser así, agradecería que me dejes un “me gusta”, que lo compartas con los amigos a los que le pueda interesar y que me dejes tus opiniones o sugerencias abajo en los comentarios.

Tarjetas de vocabulario: Día de San Valentín (imprimible gratis)

Siempre me gusta comenzar una unidad de estudio por una actividad de lenguaje. Me parece lo más coherente, porque si no sabemos los términos básicos que vamos a estar utilizando, no se podrá sacar el máximo partido a las actividades.

Mi niño tiene 3 años, así que no tiene ni idea de por qué de repente hay corazones y flores por todas partes; así que utilicé estas tarjetas para hablarle sobre el amor, la amistad y sobre todo, sobre el día en que lo celebramos: el 14 de febrero.

Cuando sea un poco mayor hablaremos sobre el origen de esta celebración y tendremos otras conversaciones un poco más profundas sobre la mercadotecnia detrás de todo esto. Pero ahora me enfoqué en contarle, como si de una historia se tratase, que todos tenemos amigos, y lo importante que son para nosotros; que hay un mito que dice que un niño alado llamado Cupido dispara sus flechas mágicas haciendo que las personas se enamoren; que esas personas que se enamoran se hacen novios; que existe un día específico para celebrar el amor y la amistad, que es el 14 (catorce) de Febrero (recientemente introduje el concepto de calendario, aunque todavía no lo comprende bien); que este día especial, existe la tradición de hacer regalos: ramos de flores, bombones, tarjetas de felicitación, rosas, anillos, y también las personas van a cenar a restaurantes o hacen una cena especial en casa. También le explico que el corazón es el símbolo que se utiliza para representar el amor; que utilizamos los besos y los abrazos para expresar nuestro amor hacia los demás… Y así podemos utilizar cada una de estas tarjetas para iniciar conversaciones interesantes con nuestros niños que nos permitan ampliar su vocabulario, además de explicarle sobre esta temporada. He puesto en negrita las palabras que incluye el set. Si desean ver en video la primera vez que presenté esta tarjetas a mi niño, pueden hacerlo aquí.

Como el interés por las letras no acaba en esta casa, también hice unas letras, siguiendo el código de color usado en la pedagogía Montessori, para sortear las tarjetas según el sonido inicial de la palabra que contienen.

Migue ya conoce el sonido inicial de cada letra, aunque a la letra “C” solo le atribuye el sonido /k/ y no el sonido /s/, e igual con la letra “g” a la que no asocia el sonido /j/. Pero esto es algo que no me preocupa por ahora. Si que, mirando en retrospectiva, hubiera evitado poner la palabra “cena”, para no tener que tener una conversación sobre esto. Pero simplemente le dije que la “c” es una letra especial que suena diferente según la letra que la acompañe: con la “a”, la “o” y la “u” suena /k/ y con la “e” y la “i” suena /s/. Pero sin afán de que lo aprenda… solo por darle una explicación al lugar que le asignamos a la palabra durante el ejercicio.

La manera en que presenté la actividad fue colocando todas las letras en el suelo en orden aleatorio y, sin que yo tuviera siquiera que indicárselo, él comenzó a decir el sonido de cada letra. Luego comencé a mostrarle cada tarjeta, diciendo cada palabra haciendo especial énfasis en el sonido inicial. La verdad es que me sorprendió lo mucho que ha ido mejorando. Hay sonidos, como /a/ que los detecta muy fácilmente, sin embargo, con /r/ batalló bastante (quizás porque no lo pronuncia bien todavía le cuesta un poco más… no sé). Si deseas ver cómo nos fue la primera vez que hicimos esta actividad, puedes hacerlo en este enlace.

Con un niño mayor, cuyo proceso de lectoescritura esté un poco más avanzado, puedes utilizar estas tarjetas para leer las palabras, para hacer autodictados (tapando la palabra, solo viendo la imagen), para crear oraciones a partir de las palabras, incluso para crear un pequeño texto en el caso de niños mayores. Es lo que me encanta de este material, que puede ir creciendo con el niño en función de la etapa en que se encuentre de su aprendizaje.

Si deseas adquirir este material para tu peque, puedes hacerlo de manera gratuita a través de este enlace.

Espero que lo disfrutes mucho y, de ser así, agradecería que me dejes un “me gusta”, que lo compartas con los amigos a los que le pueda interesar y que me dejes tus opiniones o sugerencias abajo en los comentarios.

No te olvides de ver nuestra Mini Unidad de Estudio completa sobre el Día de San Valentín.

Insectos de cucharas de plástico en una rama (versión de niño de 3 años)

Esta manualidad fue perfecta para nuestra unidad de estudio de los insectos. Aunque Migue no tiene aún las habilidades necesarias para hacerlo todo por sí mismo, con mi asistencia (solo la necesaria) fue capaz de hacer una buena parte. Además, todo lo que involucre pintura siempre será bienvenido para él.

La verdad es que el resultado dista de ser perfecto, y me había planteado no publicar esta actividad por no ajustarse a los estándares de belleza de post en redes sociales… Pero me gusta recalcar que lo importante de estas actividades no es el resultado, sino el proceso. En este caso, trabajamos la creatividad, la paciencia, la motricidad fina, la tolerancia a la frustración… Eso es lo verdaderamente importante.

Para construir estos insectos en una rama utilizamos:

  • 3 cucharas de plástico
  • 1 hoja de goma EVA de color verde (puedes usar fieltro)
  • pinturas de color carmelita para la “rama” y de los colores que desees para los “insectos”
  • marcador de color verde oscuro
  • pincel y un palillo de dientes para aplicar la pintura
  • 6 ojitos plásticos (o pintura blanca y negra para dibujarlos)
  • pistola de silicona
  • plantilla en forma de hoja (que puedes dibujar si tienes las habilidades para ello, o descargarla como te cuento más abajo)
  • Lija fina (aunque yo no lo utilicé, es importante lijar las cucharas de plástico para que la pintura se adhiera mejor)

Paso a paso:

  1. Comenzamos pintando el mango de las cucharas de color carmelita y dejamos secar (esas serán la rama)
  2. Mientras recortamos la plantilla y con ella trazamos las (3) hojas en la hoja de fieltro o goma EVA.
  3. Recortamos las 3 copias de la hoja y trazamos en ellas unas líneas simulando los nervios de la hoja, con el marcador verde oscuro.
  4. Hora de crear los insectos pintando la parte cóncava de la cuchara del color que prefieras. Cuando le pregunté a Migue qué insectos quería hacer lo primero que me dijo fue una mariquita, luego yo propuse hacer la abeja y para la tercera opción me pidió hacer un ciempiés… 😅 pero como no se ajusta a la forma de la cuchara, le propuse hacer un escarabajo y me dijo “¡sí! ¡un escarabajo ciervo!” 😂😂😂 Para nuestra elección de insectos utilizamos el color rojo para la mariquita, el amarillo para la abeja y Migue decidió que su escarabajo sería de color azul.
  5. Cuando la pintura estuvo completamente seca, le pegamos los ojitos. Nosotros usamos ojitos plásticos, pero se pueden hacer utilizando pintura blanca y negra. Los ojitos que utilizamos ya vienen con pegamento y pegarlos es un gran reto para Migue. Despegarlos del plástico donde vienen, lidiar con ellos pegándose en sus deditos y lograr pegarlos en el lugar correcto, es un gran ejercicio para la motricidad fina y estupendo para ejercitar la paciencia y aprender a lidiar con la frustración. Y para las mamis que observamos, es genial para aprender a sentarnos sobre nuestras manos e intervenir solo cuando es estrictamente necesario (es para mí todavía un desafío bien grande).
  6. Luego pasamos a hacer los detalles de los insectos. Pretender que Migue hiciera las líneas negras de la abeja fue bastante pretencioso de mi parte. Los puntos de la mariquita le resultaron un poco más fácil. Le resultó tan entretenido que incluso decoró su brazo con punticos… 😂 Para el tercer insecto dejé que pintara como quisiera y con los colores que quisiera. Cuando hacemos una actividad con instrucciones muy precisas (como en este caso en que las abejas y mariquitas tienen características determinadas que queríamos replicar), me gusta dejarlo crear más libremente después, para que pueda expresarse artísticamente sin limitaciones.
  7. Cuando la pintura esté completamente seca, hacemos un pequeño corte al final de las hojas e introducimos por ahí el mango de la cuchara.
  8. Por último, utilizando la pistola de silicona caliente, pegamos la cuchara a la hoja y pegamos las cucharas entre sí formando una rama.

Un consejo que quiero darles es que limpien la superficie donde estén trabajando cada vez que terminen de usar un color, por dos razones fundamentales: para que no se manche el material con un color que no le corresponde y porque si hay mucha pintura en la superficie de trabajo es muy probable que el niño encuentre más atractivo mezclar los colores con sus manos que terminar el proyecto. 😅

Al terminar la manualidad le puse un cordel y lo colgué en el lugar donde tenemos todos los materiales de nuestra unidad de estudio, y se veía bien bonito, pero no duró mucho tiempo ahí…😅 Migue prefirió jugar con ellos sueltos, cada insecto en su ramita por separado.

Esta actividad tan bonita la vi en el blog Crafts by Amanda. Ahí pueden descargar, si lo desean, la plantilla para hacer las hojas para esta manualidad.

Cuando Migue sea un poco mayor repetiremos esta actividad y será bonito descubrir cuánto puede hacer de lo que no es capaz de hacer ahora.

Pueden ver el video de cómo hicimos esta manualidad en nuestro canal de YouTube “A Cuban Family”.

Recuerda dejarme un “me gusta” si te ha gustado y compartirlo con los amiga a los que pueda interesar.

Clasificamos bichos ¿Cuáles son insectos?

Esta actividad puede parecer simple, pero conozco adultos que no sabían que una araña, un ciempiés o un alacrán no son insectos… 🤷🏻‍♀️

Sin profundizar mucho en el tema para hacerlo comprensible para un niño de 3 años, clasificamos nuestros bichos teniendo en cuenta la respuesta a 3 preguntas:

1- ¿Tiene el cuerpo dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen?

2- ¿Tiene 6 patas?

3- ¿Tiene antenas en su cabeza?

Para esto utilizamos insectos y otros bichos de plástico (a falta de esto se pudieran usar imágenes), un poco de arroz pintado, un recipiente dividido en dos espacios y un póster con las características de los insectos, que descargué de manera gratuita aquí.

Puedes ver cómo realizo esta actividad con mi niño de 3 años aquí. 🥰☺️

Si te gustó esta idea no te olvides de dejarme un “me gusta”, compartir con los amigos a los que le pueda interesar y decirme qué te parece abajo 👇🏼 en los comentarios 🗨️.

A %d blogueros les gusta esto: